Procedimientos
» El mentón o barbilla
» Introducción
» La Nariz
Unidad Estética Nasal
» Los Ojos
Unidad Estética Orbitaria
» La Cara
Unidad de Estética Facial
» La Frente
Unidad Estética Frontal
» Las Orejas
Pabellones Auriculares
» El mentón o barbilla
› El mentón
› Mentoplastia
Mentoplastia

La mentoplastia de aumento puede llevarse a cabo aisladamente o como procedimiento complementario a una cirugía nasal o a una ritidoplastia para modificar integralmente la cara y específicamente el perfil.

 

 

Analizando su caso

Mediante un cuidadoso examen clínico que incluye la valoración de su oclusión o mordida complementado con el estudio de sus fotos en el computador, el cirujano plástico facial analizará las diversas alternativas para su caso, determinando el tamaño, forma y diseño de la prótesis requerida. Dedíquele el tiempo necesario a este análisis con su especialista, ya que de esto dependerá su completa satisfacción con los resultados.

 

 

La anestesia

Realizada aisladamente, la mentoplastia de aumento es un procedimiento ambulatorio practicado bajo anestesia local con suave sedación. Asociada a otros procedimientos con los que frecuentemente se combina como la ritidoplastia o la rinoplastia, la técnica anestésica será la que determine el procedimiento mayor. Su cirujano plástico facial y su anestesiólogo le ayudarán a definir la alternativa más conveniente.

 

 

La Cirugía

La mentoplastia de aumento es un procedimiento estético breve que permite colocar una pequeña prótesis prediseñada de un material sintético blando muy bien tolerada por los tejidos, preferiblemente silicona o silástic, para contornear adecuadamente el mentón o barbilla realzando a la vez la forma de los labios y del cuello. Se lleva a cabo por una pequeña incisión en el pliegue submental, que permite realizar un bolsillo de exacto tamaño por debajo de la membrana que cubre el hueso para introducir y fijar la prótesis en su posición evitando desplazamientos futuros.

 

 

 

 

 

La corrección del defecto es inmediata y las incisiones que son suturadas con extraordinaria precisión, obtienen una cicatriz minúscula que no dejará huella alguna cuando se complete el proceso de cicatrización.

 

 

 

 

Ocasionalmente, en pacientes con tendencia al queloide la prótesis se puede introducir por la boca para evitar la incisión externa.

 

 

El regreso a la vida normal

La recuperación aguda de la mentoplastia tarda (1) una semana, donde conviene guardar relativo reposo. Por pocos días tendrá un vendaje compresivo en el área y le serán prescritos antibióticos y analgésicos suaves. La dieta será blanda, evitando masticar alimentos fuertes y valiéndose de un pitillo para tomar los líquidos.

 

La higiene oral debe realizarse cuidadosamente. Al término de la primera semana los vendajes son retirados definitivamente sin mayores molestias, al igual que los puntos de sutura en la piel. Recuerde que aún cuando usted observará los cambios de inmediato, el resultado definitivo se instalará gradualmente en los (6) seis primeros meses, cuando a la palpación la prótesis le resultará prácticamente indetectable y la pequeña cicatriz de abordaje localizada en el pliegue submental será invisible para efectos estéticos.