Plástica Facial
Cirugía
» La Cirugía Plástica y Estética Facial
» La Cirugía Plástica y Estética Facial

EL CIRUJANO PLÁSTICO FACIAL es un médico especialista de alta escuela, comúnmente un Otorrinolaringólogo, dado que esta disciplina consagra el ejercicio profesional a estas áreas; o un Cirujano Plástico con entrenamiento avanzado en los problemas de la cara y el cuello; quien movidos por un vivo interés en el campo, adquieren formación médico quirúrgica supraselectiva en una academia o escuela de reconocida trayectoria y prestigio.

Por su complejidad la CIRUGÍA PLÁSTICA FACIAL congrega además, variadas especialidades dedicadas al estudio de las diferentes unidades estructurales y funcionales del rostro como la Neurocirugía, la Oftalmología, la Dermatología, la Odontología y la Cirugía Maxilofacial, disciplinas estas que convergen en valiosa sumatoria, para constituir el extenso bagaje de conocimientos y técnicas en constante evolución, hoy convertido en verdadero “Arte Quirúrgico”: LA CIRUGÍA FACIAL PLÁSTICA Y RECONSTRUCTIVA.

Cualquiera que sea el enfoque o la especialidad desde la que obtiene su depurada formación, un CIRUJANO PLÁSTICO FACIAL estará siempre fundado en el más amplio conocimiento de las ciencias básicas; en la fisiología de los extraordinarios y variados órganos y sentidos que integran el rostro; en la comprensión de las alteraciones y enfermedades que lo afectan y en el cuidadoso manejo de los tejidos y la aplicación de un concepto integral de balance, equilibrio y función que ofrezca la solución más oportuna y acertada para cada caso.

El rostro humano, situado por delante del cerebro y en elevada posición de privilegio, constituye la imagen más representativa y característica de cada persona y nos conecta y relaciona con el entorno. Manifiesta con reconocido acierto, la carga genética, la edad, el equilibrio estructural y el equipamiento metabólico y hormonal del individuo. Registra el carácter y la personalidad, los diversos estados de ánimo y los afectos. Refleja al instante, el éxito, la frustración, la alegría o la pena; la aceptación o el rechazo, las aspiraciones o intenciones y hasta los planes y proyectos futuros, con una infinita y variada gama de gestos y expresiones.

Está conformado por gran variedad de órganos, que incluyen con especial significado los cinco sentidos. Contiene diversas unidades estéticas y funcionales como: los ojos, la nariz, la cara y el cuello, que pueden verse afectadas por trastornos herenciales; congénitos; infecciosos; inflamatorios; estructurales o funcionales; tumorales o traumáticos y de manera especial por el proceso natural de envejecimiento. En virtud de lo anterior, suele ser asiento de variadas patologías. Se resumen a continuación los aspectos más destacados de la anatomía y fisiología de cada unidad estética, así como las más frecuentes enfermedades y su manejo.