Procedimientos
» La Nariz
Unidad Estética Nasal
» Introducción
» La Nariz
Unidad Estética Nasal
› Introducción
› Rinoplastia
» Los Ojos
Unidad Estética Orbitaria
» La Cara
Unidad de Estética Facial
» La Frente
Unidad Estética Frontal
» Las Orejas
Pabellones Auriculares
» El mentón o barbilla
Rinoplastia

La RINOPLASTIA es la cirugía que atiende la estructura exterior de la nariz, mientras que desde lo funcional los trastornos de la respiración generados por el tabique los corrige la SEPTOPLASTIA. Así mismo, la TURBINOPLASTIA trata los que provienen de los cornetes, mientras que el manejo de la patología de las cavidades paranasales se realiza mediante la CIRUGIA FUNCIONAL DE SENOS PARANASALES.

LA RINOPLASTIA es la cirugía facial plástica más frecuentemente practicada y puede realizarse en casi todas las edades. De manera ideal se lleva a cabo cuando la nariz ha completado su crecimiento, lo que ocurre entre los 16 y los 18 años en la mujer y entre los 17 y los 20 en el hombre. Su Cirujano Plástico Facial determinará a través del examen clínico el momento más oportuno para llevarla a cabo.

LA RINOPLASTIA PRIMARIA o cirugía de primera vez, se practica cuando su nariz no ha sido operada antes y suele buscar la reducción del tamaño del dorso eliminando la giba y a la vez modificar los volúmenes de la punta nasal para refinarla y girarla a una posición ideal dentro del rostro . También puede disminuir el ancho del puente nasal mediante finos y precisos cortes en el hueso para perfilar la pirámide. Recuerde que los trastornos de la forma de la nariz, comúnmente se asocian a problemas en su funcionamiento derivados de las alteraciones del tabique y los cornetes. Estos deben ser corregidos simultáneamente no sólo con el propósito de normalizar la respiración, sino con miras a asegurar que la “nueva nariz” se comporte bien hacia el futuro dado que el tabique constituye su columna central de apoyo.

LA RINOPLASTIA SECUNDARIA o de Revisión, se practica cuando su nariz ya ha sido operada en el pasado dejando resultados insatisfactorios. En general busca aumentar las dimensiones del dorso o la punta de la nariz ya intervenida, remplazando el hueso o el cartílago removidos en exceso en los procedimientos anteriores mediante injertos de sus propios tejidos, que bien pueden obtenerse de la misma nariz o de otras estructuras vecinas .

ANALIZANDO SU CASO

La rinoplastia ha tenido una extraordinaria evolución en el tiempo, convirtiéndose en un procedimiento muy poco doloroso y de alta precisión. Su Cirujano Plástico Facial, escuchará atentamente sus deseos e inquietudes desde la primera visita. Realizará un cuidadoso examen físico y a través de un análisis fotoclínico en el computador asociado a algunos exámenes paraclínicos según el caso, interpretará su condición para recomendar y acordar con usted todos los planes y objetivos de la cirugía. Dedique todo el tiempo necesario a esta etapa del proceso antes de definir la fecha de la intervención. Recuerde que del análisis detallado de su caso depende en buena medida, su entera satisfacción con los resultados.

 

LA ANESTESIA

La rinoplastia es una cirugía ambulatoria, que suele practicarse bajo anestesia general. En razón a lo anterior requiere de un cuidadoso manejo interdisciplinario con la estrecha participación de anestesiólogos expertos en las diversas técnicas ambulatorias, que le explicarán en detalle las ventajas de cada una y le hablarán de los nuevos anestésicos de uso endovenoso que minimizan el riesgo operatorio permitiendo una rápida recuperación.

 

LA CIRUGIA

La técnica se desarrolla a través de pequeñas incisiones en el interior de las fosas nasales.

 

 

En general emplea disecciones limitadas y muy pequeñas resecciones de tejido a nivel del dorso ;

 

 

medición, tallado y giro de los cartílagos de la punta fijándolos en su nueva posición con suturas absorbibles ,

 

 

que evitan en todos los casos el uso de los molestos tapones nasales del pasado . En contadas excepciones, puede ser necesario practicar cortes pequeños en la piel exterior para modificar la forma y la dimensión de las alas nasales.

 

 

La rinoplastia actual no es una cirugía traumática, la inflamación inicial será moderada y muy transitoria y el riesgo de hemorragias y otras complicaciones es prácticamente inexistente, obteniendo siempre resultados de gran precisión y detalle.

 

 

EL REGRESO A LA VIDA NORMAL

La recuperación aguda de una rinoplastia es de (2) dos semanas durante las cuales la nueva nariz estará protegida e inmovilizada con vendajes. Aún cuando no tendrá mayor malestar o decaimiento es recomendable mantener un relativo reposo por ese tiempo para acelerar el proceso de curación y a la vez proteger su cara de eventuales traumas. Evite en esa etapa alzar niños de brazos. Siga con cuidado todas las recomendaciones de su cirujano, especialmente la de no sonarse o introducir elementos extraños en sus fosas. Mantenga la humedad dentro de la nariz, mediante irrigaciones con suero tibio. Los vendajes deben permanecer limpios y secos hasta el nuevo control. Observará de inmediato los cambios, pero tenga en cuenta que el proceso total de curación toma (6) seis meses, lapso durante el cual los tejidos continúan desinflamándose para permitir que se instale gradualmente el resultado definitivo. En consecuencia, es necesario usar protección solar rutinaria por ese tiempo ya que la luz del sol, la luz blanca y los computadores, agregan inflamación a los tejidos intervenidos pudiendo afectar finos detalles del resultado.